UN SABADO POLÉMICO EN WIMBLEDON

Sin lugar a dudas fue un sabado con todos los condimentos en Wimbledon. De ante mano, el partido entre Nick Kyrgios y Stefanos Tsitsipas era muy prometedor, pero lo que se vendría sería una de las grandes polémicas y escándalos de esta nueva edición del torneo.

El partido estaba siendo muy parejo, con buenos puntos, un gran nivel de ambos jugadores hasta que un suceso se robó la atención y fue cuando el griego, Tsitsipas lanzó un pelotazo hacia la tribuna, golpeando a uno de los espectadores.

Cabe recordar que un hecho similar ocurrió en el Us Open, cuando Djokovic fue descalificado por golpear con una pelota a una jueza de línea. En este caso, Stefanos no recibió una descalificación, sino sólo una sanción de un punto en favor del australiano.

La leve sanción generó un enojo y la indignación de Nick, quién atacó a las autoridades:

¡Es una descalificación! ¿Eres tonto o qué? ¿Puedes tirarle una pelota al público, pegarle a alguien y no ser descalificado? Ahora, ¿alguien tiene que estar lesionado? Eres una vergüenza. Traiga otro supervisor, traiga un abogado. ¿Qué pasó con Novak? Dios mío. Quiero a todos los supervisores. No puedes lanzar una pelota al público, tocar a alguien y no ser descalificado”, explotaba con ira Kyrgios.

Hasta ese momento de tensión, el partido estaba un set a favor de Tsitsipas por 7/6. Los tres sets que le seguirían serían para Kyrgios por 6/4 6/3 7/6.

Luego de esa discusión, Stefanos realizó en más de una oportunidad golpes al cuerpo de su contrincante, recibiendo como respuesta el abucheo total del público.

LA TENSIÓN SIGUIÓ FUERA DE LA CANCHA

Un partido teñido de mucha polémica y controversia, que se trasladaría a las conferencias de prensa de ambos jugadores.

Lejos de bajar los niveles, Stefanos Tsitsipas fue lapidario contra Nick, diciendo: “Hace bullyng constantemente. Acosa a sus oponente. Es probable que también lo haya hecho en el colegio. Tiene un lado malvado que puede dañar a las personas”.

La respuesta de Kyrgios no tardó en llegar: “El circo fue todo de él. El me tiraba las pelotas al cuerpo, quien se la tiró al espectador. Soy de los más queridos en el vestuario, él no. Tiene algunos problemas serios”.

¿Vos de que lado estas?

Deja un comentario